Dos claros ejemplos de la diferencia evolutiva entre perros y gatos